Los hoteles españoles han registrado 34,5 millones de pernoctaciones en julio, lo que supone un incremento del 1,1% respecto al mismo periodo del año anterior. Por su parte, los precios hoteleros han subido un 3,3%.