Las matriculaciones de vehículos comerciales ligeros se desplomaron con una caída del 14%, en relación al mismo mes del año pasado, informaron hoy las asociaciones de fabricantes (Anfac) y de vendedores (Ganvam) de automóviles. La favorable estacionalidad del mes de abril de este año, sin Semana Santa de por medio, no ha sido un elemento favorable para el mercado de vehículos comerciales ligeros, que registraron en el cuarto mes del año 19.680 matriculaciones, frente a un mes de abril de 2007, con paralización de actividad por Semana Santa, en que se registraron 22.880 unidades. Este segmento de vehículos no ha seguido la tendencia de los turismos y todoterrenos que a la fuerte caída de un 28,2% en marzo siguió un moderado crecimiento del 1,5% en el mes de abril. La fuerte caída registrada en el bimestre marzo-abril en un segmento con fuerte incidencia en las inversiones en bienes de equipo de las pymes, arroja un retroceso en las matriculaciones de estos vehículos durante el primer cuatrimestre del 21,6%.