Las ventas de coches en el mercado francés se situaron en 206.387 unidades durante el pasado mes de mayo, lo que supone un incremento del 11,9% en comparación con las matriculaciones contabilizadas en el mismo mes de 2008, según datos de la Asociación de Constructores Franceses de Automóviles (CCFA). Durante los cinco primeros meses de este año, las matriculaciones de automóviles en Francia alcanzaron 896.318 unidades, lo que se traduce en una leve reducción del 1,4% frente a las cifras de ventas del mismo periodo del ejercicio precedente.