Las recientes emisiones de bonos del Banco Santander y de Caja Madrid demuestran que estas operaciones tienen actualmente cabida en el mercado, pero no suponen un "punto de inflexión" en la crisis de confianza existente, según fuentes del mercado. Según esas fuentes, las recientes emisiones han tenido lugar en unas semanas en las que los mercados estaban más calmados, lo que hace vislumbrar una cierta vuelta a la estabilidad.