Las cuentas empresariales presentadas hoy han dado una de cal y otra de arena a los inversores y, mientras Goldman Sachs brindaba el caramelo, Bank of America y las previsiones de Apple lo amargaban. Así, en los primeros compases de cotización demasiado inversores dudan si entrar. El Dow Jones cede un 1,05% hasta los 11,027 puntos, el Nasdaq un 1,63% y el S&P 500 un 1,06%. En el mercado de dividas el euro-dólar cede a los 1,38 dólares y, en el mercado de materias primas, el barril de petróleo cotiza a 82,30 dólares.
La pasarela de presentación de resultados trimestrales se engalanó tras el cierre de mercado de ayer para recibir las cuentas de Apple, IBM, Goldman Sachs y Bank of America. Algunas de estas compañías han sorprendido para bien, pero otras para mal. El rojo y el verde se mezclan en sus números y se contagia al parqué estadounidense.

Por ejemplo, Apple hizo público anoche que durante su cuarto trimestre fiscal ganó 4.310 millones de dólares, un 70% más que en el mismo periodo de un año antes. Estas cifras se vieron potenciadas por la venta de su iPhone, producto del cual vendió un 91% más que un año antes. Si bien, la fiesta se calmó cuando la compañía de la manzanita declaró que para el primer trimestre fiscal (actual trimestre) esperaba registrar una ganancia cercana a 4,80 dólares por acción e ingresos de alrededor de 23.000 millones de dólares. Apple cede un 3,33% en el Nasdaq.

IBM también multiplicó sus cuentas y, en el tercer trimestre ganó un 12% más que un año antes, 3.590 millones de dólares, superando las expectativas, así como su proyección para el año; prevé que sus ganancias crezcan hasta los 11,40 dólares por acción. Sus números se vieron impulsados por las ventas en mercados emergentes. A pesar de estas cuentas, el valor cede un 3,77% en el NYSE.

Dentro del sector financiero, también tenemos una de cal y otra de arena. Mientras Goldman Sachs informó de un beneficio de 1.900 millones de dólares, mejorando las previsiones de los expertos, Bank of América defraudó con sus pérdidas de 7.300 millones de dólares en el tercer trimestre. GS avanza un 1,44% frente a BoAf que cede un 0,97%.

Resultados empresariales a parte, H&R Block demandó a la filial estadounidense de HSBC para obligar al banco a proveer su servicio de cheques y préstamos de reembolso anticipado instantáneo durante la próxima temporada de impuestos. H&R sube un 0,46% en bolsa, mientras que la filial de HSBC se mantiene plana.

En el apartado macroeconómico, el índice de ventas minoristas ICSG-Goldman Sachs descendió un 0,7% la semana pasada, si bien, se incrementó un 1,7% con respecto a su cifra interanual.

Dentro de los indicadores bursátiles estadounidenses, Alejandro Martín, subdirector en España de Hanseatic BrokerHouse, advierte que ahora, “habría que vigilar los 11.000 puntos del Dow Jones, hay cierta seguridad pero, si los pierde, podría iniciar un movimiento correctivo”.

En el mercado de divisas…
China ha anunciado la subida de tipos un cuarto de punto, lo que, según el gurú de las divisas de CMC Markets Asharaf Laidi “es probable que tensione la política monetaria lo que derivará en un “rally” gradual de subida del yuan”. Con esta medida, China podría ayudar a detener la creciente inflación a la que se enfrenta en el corto plazo dejando subir al yuan.