Los dos mercados de valores chinos, Shanghai y Shenzhen, se han recuperado este miércoles de las pérdidas de ayer, causadas por los datos récord de la inflación china en agosto (de un 6,5 por ciento, la mayor desde diciembre de 1996). Los dos han cerrado la jornada con ganancias y un volumen de negocios importante. En Shanghai, el índice general (acciones convertibles y no convertibles) ha terminado el día en 5.172 puntos, un 1,15 por ciento al alza. En Shenzhen, el índice general ha terminado en 17.398 puntos, lo que supone un 1,57 porciento de repunte. El volumen de negocios fue de 78.350 millones