Los títulos de Japan Airlines cerraron la sesión del Nikkei 225 con una caída del 4%, hasta los 98 yenes, después de que el ministro de Transportes del Ejecutivo de Japón, Seiji Maehara, reconociera en el pleno del Parlamento que la bancarrota de la aerolínea "no es imposible". JAL lideró las caídas de la Bolsa de Tokio, que cerró la sesión con un 0,55% en negativo, su nivel más bajo en seis semanas. Las acciones de la mayor aerolínea de Asia por ingresos cotizó a un mínimo récord, hasta los 94 yenes, el más bajo desde 2002.