Los precios de la vivienda cayeron un 30% de forma acumulada desde 2007 y las previsiones apuntan a que la recuperación llegará en 2010, según el informe elaborado por Multiple Listing Service (MLS), bolsa inmobiliaria creada por Look & Find, RE/MAX y Primer Grupo.
Los precios bajaron un 25% a los largo de 2008 y un 5% en el primer cuatrimestre de 2009, y actualmente se sitúan a valores similares a los registrados a finales de 2004 y principios de 2005.

"La expectativas del segundo semestre de 2009 registran un aumento de los demandantes y con ello se inicia una lenta recuperación que puede cerrar en positivo en 2010", según explicó el presidente de MLS, así como de RE/MAX, Javier Sierra.

La vivienda de segunda mano fue la que más acusó el descenso, con un 30% de media en todo el territorio español, mientras que la obra nueva sufrió una caída media de los precios del 24%. El coste de las segundas viviendas en la costa peninsular cayó un 38%.

Por comunidades, Cataluña experimentó el mayor descenso con un 36%, seguida de la Comunidad de Madrid con un 34%, la Comunidad Valenciana con un 32% y el País Vasco con un 31%. Por detrás, se situaron Canarias y Asturias, ambas con descensos del 25%, Extremadura con una caída del 23% y Castilla la Mancha con un 22% menos.

Por otro lado, las ventas de viviendas de segunda mano fueron descendiendo progresivamente de un total de 600.000 registradas en 2006, a 448.000 en 2007, 275.000 en 2008 y las previsiones estimadas por MLS para 2009 estiman un total de 250.000 ventas de casas usadas.

"Las crisis no son malas y contribuyen a acelerar los cambios", afirmó Sierra, quien apuntó que entre el 70% y el 80% de las agencias inmobiliarias han desaparecido a causa de la crisis del sector.

En cuanto a la transformación del sector inmobiliario y la entrada de las entidades financieras, el presidente de MLS espera "llegar a un acuerdo" con los bancos para que "se respete el juego limpio". "Puede haber acuerdos entre las entidades financieras y MLS para gestionar la venta de inmuebles", concluyó Sierra.