El Euríbor, indicador al que se referencian la mayoría de las hiptecas en España, bajó hoy en tasa diaria hasta el 1,624%, lo que supone un ligero descenso respecto al 1,626% que marcó ayer, a la espera de que el Banco Central Europeo (BCE) mantenga los tipos de interés el próximo jueves en el 1%. Según la mayoría de los analistas consultados, el mercado y el sector financiero dan por descontado que el consejo de gobierno del instituto emisor europeo optará por dejar el precio del dinero en su nivel actual, lo que afecta a la cotización del Euríbor.
El Euríbor es calculado por la Federación Bancaria Europea con los datos de las principales entidades de la zona del euro y consiste en el tipo de interés medio de contado para las operaciones de depósito de euros a plazo de un año.

Con los dos valores del indicador disponibles en junio correspondientes a los días en que ha habido actividad bancaria, la media del Euríbor se sitúa en el 1,625%, incluso por debajo del 1,644% con el que cerró mayo y que supuso el nivel más bajo de la historia.

De cerrarse el mes de junio así, este valor del Euríbor experimentaría una bajada de 3,736 puntos porcentuales respecto al nivel que marcaba hace un año. Así, para una hipoteca media de 150.000 euros a 25 años con un diferencial de Euríbor más 0,75%, el usuario experimentaría con la revisión una rebaja mensual de 313 euros mensuales y 3.757 euros anuales.


No obstante, los expertos apuntan que los bancos están compensando las caídas del Euríbor con un incremento de los diferenciales alegando una mayor prima de riesgo, lo que provoca que la ventajas del desplome del indicador no reviertan en su totalidad sobre el cliente.

De hecho, la Organización de Consumidores (OCU) aconseja a los clientes que acudan a su entidad financiera para negociar una rebaja de la cuota hipotecaria tras la nueva caída registrada por el Euríbor en mayo.