El precio de la vivienda bajará un 10% este año en comparación con el ejercicio precedente, y otro 12% en 2010, según las estimaciones del Servicio de Estudios del BBVA difundidas hoy. De esta forma, se estima que el precio de los pisos registre un descenso acumulado del 30% en el periodo de ajuste, entre el máximo alcanzado en 2007 y el previsto para 2010.
El Servicio de Estudios del BBVA considera que el precio de las viviendas está registrando un proceso de ajuste "más rápido del esperado", lo que, no obstante, podría ayudar a acelerar la absorción de la sobreoferta de casas que actualmente existe en el mercado.

En este sentido, la entidad calcula que el 'stock' de pisos sin vender empezará a decrecer a partir del primer trimestre de 2010 y que a finales de 2012 se sitúe en los niveles alcanzados en 2005.


No obstante, según el Servicio de Estudios de BBVA, la intención del Gobierno de eliminar la desgravación fiscal por la compra de vivienda a partir de enero de 2011 para la rentas superiores a 24.000 euros podría contribuir a dinamizar las ventas, reduciendo el excedente de vivienda y moderando la caída de los precios durante los próximos 19 meses.

Otros factores, como la bajada de los tipos oficiales de interés del Banco Central Europeo o la reducción de la inflación contribuirán a incrementar la renta disponible de los hogares, con lo que el esfuerzo para acceder a una vivienda se reduce, lo que unido a la bajada de precios, se convierte en otro acelerador de la absorción de "stock".