Las ventas de viviendas de segunda mano cayeron el pasado mes de junio un 3,8 por ciento, más de lo que esperaba el mercado, que auguraba una caída del 2,1 por ciento. En total se vendieron 5,75 millones de casas, cuandos se esperaba que se vendieran 5,86 millones. Este es el nivel más bajo desde noviembre del 2002