La Unión Europea ha aprobado hoy formalmente las nuevas reglas para las agencias de calificación de riesgos y otras medidas destinadas a reforzar la vigilancia de estas entidades, a las que se considera parcialmente responsables de la actual crisis financiera. Además del marco jurídico para las agencias de calificación, los Veintisiete han adoptado las nuevas normas sobre los requisitos de capital de los bancos, sobre pagos transfronterizos y servicios de monedero electrónico, medidas que constituyen una parte importante del plan impulsado por la UE el pasado otoño para hacer frente a la crisis.