La morosidad de los créditos concedidos por los bancos, cajas de ahorro y cooperativas de crédito a particulares y empresas subió en abril hasta el 1,302%, con lo que encadena diez meses consecutivos de subidas y se sitúa en niveles que no alcanzaba desde hace más de ocho años, cuando en marzo de 2000 marcó el 1,339%, según datos confirmados por el Banco de España. Este dato supone un incremento de 0,176 puntos respecto a la tasa registrada el mes anterior, cuando se situó en el 1,126%, y contrasta con el nivel de abril del año pasado, cuando el indicador estaba en el 0,693%. Además, este repunte es la mayor subida experimentada por la tasa de morosidad en cinco años, desde que en abril de 2003 subió 0,98 puntos.
Desde enero de 2007, la tasa sólo ha registrado descensos en dos ocasiones, en marzo (0,686%) y junio (0,697%) del año pasado. En concreto, del volumen total de préstamos acumulados hasta abril, que superaba los 1,74 billones de euros, 22.741 millones de euros eran dudosos, lo que supone un incremento de 3.179 millones de euros respecto a marzo. Asimismo, en los últimos doce meses, el saldo acumulado del crédito dudoso aumentó en 12.079 millones de euros. Estos datos excluyen los préstamos concedidos por los establecimientos financieros de crédito (EFC), que son entidades que pueden conceder créditos pero no captan depósitos y tienen una morosidad muy alta, que en abril fue del 3,653%. LA MOROSIDAD DE LAS CAJAS SE ACERCA AL 1,5% Las cajas de ahorros, que aglutinan el 49% del volumen total de préstamos acumulados hasta abril, registraron una morosidad del 1,468% ese mes, por encima de la que alcanzaron el mes anterior, cuando se colocó en el 1,235%. Además, las cajas fueron responsables de gran parte del incremento del saldo dudoso de todo el sector financiero, ya que este importe aumentó en un mes en 2.052 millones en las cajas, hasta 12.558 millones de euros, frente al total de créditos concedidos por estas entidades, que alcanzó los 855.385 millones de euros. La morosidad de las cajas superó por primera vez en enero el 1% y en abril vuelve a ser superior que la media registrada por el sector, e incluso se situó por encima de la tasa alcanzada por las cooperativas de crédito, que fue del 1,301%, con 1.206 millones de euros dudosos frente al total de préstamos concedidos, que superaron los 92.639 millones. En este sentido, el presidente de la Confederación Española de Cajas de Ahorros (CECA), Juan Ramón Quintás, advirtió recientemente de que la morosidad aumentará "de forma importante" en España, y reconoció que es "imposible volver al crecimiento de los años anteriores" de las cajas españolas. Los bancos volvieron a ser las entidades con menor morosidad en su cartera de préstamos, ya que la tasa se situó en el 1,10%, frente al 0,974% que registraron en marzo. Estas entidades, cuyo saldo crediticio se situó en 785.376 millones, vieron aumentar el importe dudoso en el cuarto mes del año, ya que alcanzó los 8.693 millones de euros, frente a los 7.629 millones de marzo. Con todo, la mayoría de las entidades del sector continúan lanzando mensajes de tranquilidad y destacan que estas tasas no son elevadas, al tiempo justifican el repunte en la subida de los tipos de interés y el precio de la vivienda, que hacen que las familias tengan que realizar un mayor esfuerzo para pagar sus cuotas mensuales. También influye en la subida de la morosidad el aumento del desempleo.