La Seguridad Social cerrará 2009 con un superávit muy similar al que se incluye en el presupuesto aprobado por las Cortes, lo que supone situarse entre los 7.000 y los 8.000 millones de euros.  Así lo confirmó el secretario de Estado de la Seguridad Social, Octavio Granado, en la capital burgalesa, donde afirmó que la salud del sistema "es bastante buena" y que se puede considerar el único sistema de la Seguridad Social de Europa y de la OCDE que va a cumplir sus previsiones presupuestarias en un año de crisis económica.