La rentabilidad de las obligaciones españolas a diez años comenzó hoy la sesión en el mercado secundario de deuda pública con una subida de dos centésimas que la llevó hasta el 4,35 por ciento. Esto significa que el precio de estos títulos de deuda bajó hasta el 99,57 por ciento, frente al 99,75 por ciento de ayer, ya que rentabilidad y precio siempre se mueven en sentido contrario. En la misma línea que el bono español, el alemán recuperaba tres centésimas y alcanzaba un rendimiento del 3,60 por ciento, en tanto que el bono estadounidense se encontraba en el 3,57 por ciento, tras cerrar la última sesión tres centésimas por debajo.