La Refinería BP Oil de Castellón facturó en 2008 un total de 6.500 millones de euros, lo que supone una reducción de entre el 5% y el 6% respecto al año anterior, según informó hoy el actual director general de la empresa, Jorge Lanza, quien añadió que durante el presente ejercicio "estamos cubriendo gastos a duras penas".  Jorge Lanza, celebró hoy un almuerzo con los medios de comunicación de Castellón para despedirse ante su inminente traslado a la Refinería de Carson, en California (EEUU), y será sustituido por Emilio Marín.  Lanza comentó la evolución experimentada por la refinería en los últimos años, destacando los avances en materia de seguridad y respeto al medio ambiente. Así, destacó los avances de la refinería de Castellón en nuevas infraestructuras, procesos y recursos humanos.