La producción industrial china ha alcanzado en tasa interanual en mayo un crecimiento del 18,1 por ciento. En los cinco primeros meses del ejercicio, este incremento ha sido del 18,1 por ciento. Se trata del más fuerte nivel de progresión mensual desde junio de 2006. El repunte de este íncide es uno de los factores de mayor preocupación para el gobierno chino.