El grupo petrolero húngaro MOL acumuló pérdidas por valor de 412 millones de euros en el primer trimestre de 2009, debido especialmente a la depreciación de la moneda húngara, informó hoy la compañía en Budapest. Las pérdidas netas sufridas por la empresa fueron así casi el doble de la cifra prevista por los analistas y suponen una caída en los resultados en comparación con los 233 millones de euros de beneficios netos obtenidos en el mismo periodo del pasado año. La compañía registró un EBITDA de 386 millones de euros y un beneficio operativo de 242 millones de euros, sin apenas variación respecto a los datos del primer trimestre del pasado año. El volumen de negocio de la petrolera descendió un 19 por ciento en los tres primeros meses del año, en relación al primer trimestre de 2008, al sumar 2.276 millones de euros.