La Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico ha admitido que revisará su clasificación de España en el ranking de tarifas por acceso a Internet, que la situaba como el segundo país más caro, después de que el Ministerio de Industria cuestionara la homogeneidad de los indicadores utilizados. Así lo ha indicado el secretario de Estado de Telecomunicaciones y para la Sociedad de la Información, Francisco Ros, quien aseguró que, a la hora de establecer el ranking, la OCDE tomó como referencia datos publicados en la web de Telefónica, correspondientes a ofertas que comercialmente ya no se utilizan.