La Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos, OCDE, señaló el martes que proyecta que el producto interno bruto de Japón se contraerá un 6,6% en 2009, debido a que la desaceleración económica mundial continúa deteriorando la demanda y debilitando la economía orientada a la exportación del país. La nueva proyección representa una drástica reducción frente a la contracción del 0,1% que proyectaba la OCDE en noviembre.