La morosidad de los créditos concedidos por los bancos, cajas y cooperativas que operan en España a empresas y particulares se situó en el 4,17 por ciento en marzo, una cota que no alcanzaba desde hace más de doce años, concretamente desde octubre de 1996.
Según los datos publicados hoy por el Banco de España, la tasa de mora de marzo más que triplica el 1,11% registrado en marzo de 2008, aunque su ritmo de crecimiento sigue frenando un poco más cada mes, ya que el incremento respecto al 4,13% de febrero es menor que el de ese mes comparado con enero, cuando la mora fue del 3,80%.

El ratio de mora de marzo supone que el saldo total de créditos dudosos que tenían concedidos bancos, cajas y cooperativas de crédito sumaba 74.704 millones de euros, frente a los 73.935 millones del mes anterior, lo que implica un aumento de 769 millones, muy por debajo de los 5.755 millones que creció en febrero respecto a enero.

Se trata del vigésimo primer repunte consecutivo y de la tasa de morosidad más alta desde enero de 1997, cuando alcanzó la misma tasa, el 4,15%. No obstante, el dato no recoge la morosidad de los establecimientos financieros de crédito (ECF), ya que tienen una tasa de impagos muy elevada.

El dato de marzo supone un incremento de 0,03 puntos respecto a la tasa de febrero, que se situó en el 4,12%, de 3,03 puntos por encima de la de marzo de 2008, que se situaba en 1,12%, y de 3,47 puntos respecto a la de marzo de 2007 (0,68%). Los expertos del sector prevén que la morosidad continué aumentando en 2009, un año en el que podría llegar, incluso, hasta el 9%.

Por tipos de entidades, las cajas alcanzaron una morosidad del 4,78% en marzo, seguidos de los bancos, con un 3,57%, y de las cooperativas de crédito, que alcanzaron el 3,59%.

El saldo total de créditos concedidos por bancos, cajas de ahorros y cooperativas de crédito alcanzó 1,86 billones de euros, de los que 77.653 millones de euros eran dudosos.

Sin embargo, sin tener en cuenta los establecimientos financieros de créditos, el saldo total del sector se reduce en marzo en más de 55.000 millones de euros hasta 1,8 billones de euros.