El esfuerzo por recuperar el pulso del Mercado Alternativo bursátil español no acaba de dar los frutos esperados. De las 22 empresas que cotizan en la actualidad, tres se encuentran suspendidas de cotización, y otras tantas pasan por una situación muy delicada. Pese a todo, los responsables del mercado consideran que los números del mercado después de tres años y medio de vida son bastante razonables y han defendido su existencia por la necesidad de dar a las pymes nuevas vías de financiación.
La realidad, sin embargo, juega en contra y solo un pequeño puñado de las pymes que cotizan en este mercado está cumpliendo los objetivos establecidos. Casi una decena se mueven en zona de mínimos históricos, reflejo de la difícil situación por la que atraviesan en la actualidad las pequeñas y medianas empresas españolas.

Una de las que pasan por un peor momento es Bodaclick. La empresa de Internet especializada en la organización de bodas se ha desplomado más de un 17 por ciento esta semana para hundirse hasta los 0,47 euros por acción. Solo en lo que va de año ha perdido más de un 40 por ciento de su valor, lastrada por la venta de acciones de algunos de sus principales accionistas y por el temor a unos pésimos resultados. Hace seis meses, la compañía ya anunciaba un importante recorte en sus cuentas debilitadas por la caída de negocio en España y a eso se suma el aumento de la competencia con la reciente entrada de El Corte Inglés en el sector.

Euroespes, empresa dedicada a la investigación, diagnóstico y tratamiento de enfermedades del sistema nervioso, tampoco está para tirar cohetes hundida en el pozo de mínimos históricos, 0,85 euros por acción, tras caer más de un 14 por ciento esta semana que suma al más del 13 por ciento de pérdidas de la semana anterior. Desde su salida a Bolsa, hace ya dos años, el valor de la sociedad ha retrocedido cerca de un 70 por ciento, sin que la presentación a principios de mes de su plan estratégico para el período 2013-2015, que espera cumplir sin tener que recurrir a ampliaciones de capital, haya logrado frenar la sangría bajista.

AB Biotics y Griñó también operan en zona de mínimos históricos. La biotecnológica ha perdido más de un 10 por ciento en estos últimos días, hasta 1,9 euros por título, mientras que las acciones de la empresa de reciclaje han retrocedido hasta 1,82 euros al registrar unas pérdidas semanales de más del 9 por ciento. Por su parte, Catenon y e Imaginarium han sufrido descensos superiores al 7 por ciento, aunque en estos dos últimos casos los mínimos aún están lejos.

Un negro panorama en el MAB al que solo Gowex logra dar algo de luz. La empresa de telecomunicaciones sigue su escalada alcista conforme sigue abriendo nuevos negocios. El último anuncio ha sido el acuerdo con Atlanteam que, según los expertos, supone adoptar una nueva estrategia de crecimiento basada en franquiciar su tecnología y modelo de negocio para extender su servicio. Los títulos de Gowex cotizan sobre los 17,20 euros, zona cercana a máximos, con lo que su capitalización se mueve ya en torno a los 250 millones de euros.

Con todo, en la última semana, el valor más alcista ha sido Carbures con una revalorización de poco más del 1 por ciento, recogiendo las buenas expectativas de crecimiento, diversificación de negocio e internacionalización apuntadas por la empresa especializada en fibra de carbono.

Julio Muñoz, periodista especializado en información económica