El país del que procederá previsiblemente el nuevo presidente del Banco Central Europeo cerró el mes de abril con una tasa de inflación del 2,6%, el dato más elevado desde el mes de noviembre de 2008.

En términos intermensuales, los precios escalaron un 0,5% en el mes de abril respecto a marzo, mientras que el IPCA,  el Índice Armonizado de Precios al Consumo se incrementó un 2,9% en comparación con el mismo mes del año anterior y un 1% si se mide en comparación al mes de marzo de 2011.

Así, la inflación italiana se colocó el pasado mes de abril en el 2,6% en tasa interanual, según datos hechos hoy públicos por el Instituto Nacional de Estadística de Italia (Istat), alcanzando niveles que no se veían desde noviembre de 2008.

No obstante, el aumento de la inflación se encuentra dentro de los términos previstos por el propio gobierno de Berlusconi dentro de las previsiones de su departamento económico.