La inflación en Italia se situó en el 1,7% con respecto al mismo mes del año anterior y se mantuvo estable con respecto a agosto. El Indice de Precios de Consumo Armonizado (IPCA) de la Unión Europea registró un aumento del 1,7% frente a septiembre de hace un año y un aumento del 0,8% respecto a agosto. Si se compara con doce meses antes, los aumentos más importantes de precios durante el pasado septiembre correspondieron a los capítulos de educación (3,1%); productos alimentarios y bebidas no alcohólicas (2,9%) y en muebles artículos y servicios para la casa (2,8%).