El Índice de Precios de Consumo (IPC) de Alemania registró en agosto una subida de dos décimas respecto a julio y permaneció estable (0%) en términos interanuales, según informó hoy la oficina de estadísticas alemana Destatis. Las cifras, que apuntan a la recuperación del indicador tras numerosos meses con tasas interanuales en negativo, alejan nuevamente los temores de deflación. La economía alemana sigue dando muestras de recuperación tras haber confirmado su salida oficial de la recesión con un crecimiento del 0,3% en el segundo trimestre en tasa intertrimestral.