La sombra de la desconfianza  pulula en Wall Street. Las dudas se instalan en la apertura de mercado después de conocer el incremento de las peticiones por desempleo. La sesión comienza con indefinición y parece que los detalles del plan de reforma financiera de Obama no son suficientes para calmar los ánimos. Al toque de campana el Dow Jones suma un 0,04% a 8.500 puntos, el Nasdaq cede un 0,46% a 1.799 puntos y el S&P 500 gana un 0,06% a 911 puntos.  
El escepticismo reina en la primera bolsa del mundo. Ni siquiera las palabras del presidente del Gobierno Barack Obama sobre su nuevo plan de regulación financiera consiguen tranquilizar del todo a los inversores. La lectura que se hace de los detalles es que el fondo global financiero queda igual e incluso hay voces a las que no les gusta el amplio papel concedido a la Reserva Federal para supervisar las instituciones financieras cuya quiebra amenazaría la estabilidad del sistema. 

No se perderán de vista las palabras del secretario del Tesoro, Timothy Geithner, que hablará hoy en el Senado sobre el plan de reforma financiera, que incluye además medidas de protección al consumidor y reglas adicionales para las agencias de rating. Precisamente hoy, la agencia de calificación crediticia S&P ha asegurado que la AAA que mantiene sobre EEUU no cambiará en el corto plazo, a pesar de la "significativa debilidad de las perspectivas económicas”.

A la espera de las cifras del índice de actividad empresarial de la Fed de Filadelfia, la principal referencia del día son las solicitudes iniciales de beneficios por desempleo que aumentaron en 3.000 hasta las 608.000 en la semana que finalizó el 13 de junio. El dato es peor de lo esperado y es que el consenso de mercado esperaba un incremento de 2.000. El promedio variable de cuatro semanas para las solicitudes iniciales, que los economistas utilizan para determinar las tendencias subyacentes del mercado laboral, disminuyó en 7.000 a 615.750, su nivel más bajo desde mediados de febrero. 

Especial atención este jueves al sector tecnológico, concretamente a Microsoft y Google. La compañía presidida por Bill Gates presentará en breve su buscador Bing, directo competidor de Google. De este modo, Microsoft resta un 0,72% a 23,51 dólares, Google recorta un 0,05% a 414,96 dólares y en el sector Yahoo se deja un 1,03% a 15,44 dólares, Apple avanza un 0,10% a 135,71 dólares. 

Gráfico Dow Jones




Hoy es protagonista también AIG que ha contratado a Morgan Stanley y Deutsche Bank como coordinadores globales de la Oferta Pública Inicial de 5.000 millones de dólares de su filial asiática, American International Group's Asian según informa hoy el diario 'Financial Times', que cita fuentes cercanas al proceso. Los títulos de AIG suman un 1,43% a 1,42 dólares, mientras los de Ambac se dejan un 1,64% a 1,20 dólares. En el sector financiero, Morgan Stanley avanza un 0,80% a 27,70 dólares, JP Morgan recorta un 0,67% a 32,95 dólares, Citigroup gana un 0,65% a 3,10 dólares y Bank of America se revaloriza un 0,73% a 12,39 dólares.

Mientras el petróleo se viste de rojo, el barril de West Texas cotiza con recortes aunque por encima de los 71 dólares, y las compañías ligadas al oro negro van de la mano: Exxon Mobile pierde un 0,06% a 71,38 dólares, Chevron pierde un 0,22% a 68,68 dólares, Marathon Oil pierde un 0,68% a 30,69 dólares, ConocoPhilips recorta el mismo porcentaje a 42,24 dólares y Anadarko retrocede un 1,24% a 46,83 dólares.

Además J.M. Smucker rinde cuentas al mercado, registró una ganancia de 94,3 millones de dólares ó 80 centavos por acción, durante el cuarto trimestre de su año fiscal, más del doble del beneficio de 37,1 millones ó 67 centavos por acción, del mismo período del año anterior. Además la empresa proyectó una ganancia para el año superior a las previsiones -de entre 3,65 y 3,80 dólares por acción- e ingresos de 4.500 millones. Sus títulos lo celebran con una subida del 10,43% a 48,19 dólares en la apertura. 

Y será Research in Motion, la fabricante de la BlackBerry la que haga públicas sus cuentas al cierre de mercado. Parece que las expectativas que se ciernen sobre la compañía son dudosas, cede un 0,87% a 76,54 dólares.