La cifra de trabajadores que percibían algún tipo de subsidio por desempleo en EEUU durante la semana que concluyó el pasado 6 de junio alcanzó los 6,68 millones de personas, el nivel más bajo en un mes, tras registrar un retroceso de 148.000 solicitudes, el primer descenso desde enero y el más acusado desde noviembre de 2001, según informó el Departamento de Empleo.
Por su parte, las peticiones iniciales de subsidio por desempleo registraron la semana pasada un incremento de 3.000 solicitudes, hasta 608.000 personas.

La tasa de paro en EEUU subió en mayo al 9,4%, cinco décimas por encima del nivel de abril, aunque la economía destruyó 'sólo' 345.000 empleos, cerca de la mitad de la media de los seis primeros meses.