Mientras la morosidad ha crecido un 5,38% y continúa la guerra por el pasivo, los bancos son los más observados por la mirada de los brokers. Las buenas recomendaciones se las lleva Banco Santander mientras que los mal parados en la jornada de hoy son Banco Popular y Banco Sabadell.
 
Las entidades financieras son las protagonistas. En un día como hoy en el que la prensa publica que el Gobierno estudia blindar a los bancos que financien empresas con problemasy ademásla morosidad de la banca crece y crece de una manera imparable y es que en el mes de febrero cerró en la cota del 5,38%. Durante semanas los bancos han sido los más observados por los ojos de las casas de análisis. Los grandes siguen prosperando aunque permanecen sumergidos en una guerra por captar nuevos clientes. Banco Santander se lleva las buenas recomendaciones mientras que los rivales más débiles ante la batalla del pasivo -la banca mediana- son los señalados con el dedo. Respecto al resto de Europa la eléctrica E.ON también sale bien parada.
 
La entidad que preside Emilio Botín sigue siendo líder en la elección de los brokers. Un banco que encontró a tiempo la salvación frente a la crisis, gracias a la diversificación en otros mercados. Fue Santander quien empezó la batalla que durante semanas ha estado en boca de todos, pero muchos le siguieron entre ellos BBVA. La guerra por el pasivo se ha convertido en una situación inevitable. Los grandes han visto soluciones imponiendo la ley del más fuerte. Dan una remuneración de los depósitos a plazo con un 4% de rentabilidad que ha dejado a la banca mediana y a las cajas de ahorro con pocas posibilidades de recuperación en el mercado. Unicredito sigue manteniendo su recomendación de comprar los títulos de Santander y eleva su precio objetivo a 12.00 euros aunque la entidad está cotizando a 10,40 euros.
 
Ante esta situación, los medianos se ven salpicados de una forma considerable, ¿los más perjudicados? Banco Popular y Banco Sabadell, ambas entidades se llevan el tirón de orejas de la mano de Unicredito que recomienda vender sus acciones. Unicredito reduce el precio objetivo de Banco Sabadell a 3.30 euros mientras en la bolsa cotiza a 4,13 euros y el de Banco Popular lo reduce a 5.30 euros frente a los 5,38 que cotiza actualmente.
 
Y si nos damos un paseo por Europa. En  Alemania, E.ON recibe buenas miradas de la mano de Deutsche Bank Segurities que aconseja desde mantener a comprar las acciones de la eléctrica.