La morosidad de los créditos concedidos por bancos, cajas, cooperativas y establecimientos financieros de crédito (EFC) cerró el mes de febrero en la cota del 5,38%, la más alta desde abril de 1996, según datos del Banco de España.
El nivel de febrero supone un incremento del 1,17 puntos respecto a la morosidad de hace un año (4,21%) y de ocho centésimas sobre la tasa del mes de enero (5,30%). Excluyendo los EFC, que cerraron febrero con una mora del 10,21%, la mora alcanzó el 5,27%, el mismo nivel que en abril de 1996.

Tras los EFC se situaron las cajas, que cerraron el mes de febrero en la cota del 5,43%, seguidas muy de cerca por los bancos (5,29%) y las cooperativas de crédito (4,04%).

Los créditos totales concedidos por las entidades cerraron el mes de febrero en 1,81 billones de euros, mientras que los créditos dudosos alcanzaron los 98.010, frente a los 78.398 millones de hace un año.