Campbell Soup registró una ganancia de 69 millones de dólares durante el cuarto trimestre de su año fiscal, una disminución del 22% frente al beneficio de 89 millones, o 24 centavos por acción, en el mismo período del año anterior. El resultado trimestral fue afectado por rebajas contables asociadas a sus marcas registradas en Europa y a la debilidad de las ventas de productos de panadería.
Si se excluyen las partidas extraordinarias, como las rebajas contables, la ganancia por acción fue de 30 centavos, frente a los 26 centavos de un año atrás.

La fabricante de sopas, de las galletas Pepperidge Farm y de los jugos V-8, entre otros, informó el viernes que las ventas netas sumaron 1.530 millones en los tres meses al 2 de agosto, una merma del 11% frente a un año atrás. Los efectos del tipo de cambio representaron 4 puntos porcentuales del descenso.

Según una encuesta de Thomson Reuters, los analistas esperaban, en promedio, que la firma estadounidense anunciara una ganancia trimestral de 26 centavos por acción e ingresos de 1.520 millones. En general, las estimaciones de los analistas excluyen las partidas extraordinarias. Campbell otorgó un cauteloso panorama para el nuevo año, al proyectar un crecimiento de entre el 5% y el 7% para el beneficio por acción, sin incluir partidas extraordinarias, y un ascenso de entre el 3% y el 4% para las ventas.

Pese al resultado y las proyecciones, la acción de la empresa subía hace unos momentos el 2,29% a US$33,88, debido a que la ganancia trimestral superó las expectativas de los analistas.