La caída del consumo derivada de la crisis económica llevó al sector servicios a reducir su cifr