La facturación de Aeropuertos de París (ADP) en el primer trimestre del año fue de 580,4 millones de euros, un 12,6 por ciento más que en el mismo periodo de 2007. El incremento del volumen de negocios en el periodo fue muy superior al del tráfico, que creció un 2,5%, lo que refleja, según la compañía, un efecto de cambio favorable. Los dos aeropuertos de la capital francesa acogieron 19,7 millones de pasajeros en el primer trimestre del año, pese a los conflictos sociales de principios del año. Los servicios aeroportuarios facturaron 457,9 millones de euros, un 10,4% más, gracias sobre todo al aumento de las tarifas aeroportuarias (+10%), de las actividades comerciales (+15,2%) y de los ingresos por alquiler (+14,9%).