La economía española ha crecido a un ritmo del 3,8% interanual y del 0,7% trimestral en el tercer trimestre del año, según datos revisados publicados hoy por el INE. Estos crecimientos coinciden con las previsiones de los analistas y con el avance publicado el pasado 13 de noviembre, aunque suponen una desaceleración respecto a trimestres anteriores. En el trimestre anterior, el crecimiento alcanzó una tasa del 4%.
En términos intertrimestrales, la economía doméstica ha crecido entre julio y septiembre de este año un 0,7 por ciento frente a un 0,9 por ciento del trimestre anterior. Los datos del tercer trimestre coinciden con las estimaciones iniciales adelantadas por el INE a mediados de noviembre. El INE señala que la demanda nacional redujo en cinco décimas su aportación al crecimiento agregado (de 4,9 a 4,4 puntos), mientras que la demanda externa mejora su contribución en este negativa al PIB en tres décimas (de -0,9 puntos a -0,6 puntos). Crecimiento del empleo El empleo de la economía crece a un ritmo del 3 por ciento, lo que supone una creación neta de 560.000 puestos de trabajo a tiempo completo en un año. El coste laboral unitario se aceleró hasta el tres por ciento, una décima por encima del deflactor del PIB.