El ministro de economía y hacienda, Pedro Solbes, considera que si se mantiene la actual senda de "suave desaceleración" y con un crecimiento de la economía española más equilibrado "iremos en la buena dirección". Solbes asegura que "crecimiento del 3,8% previsto por el gobierno para este año" está garantizado. Además, el titular de economía señaló, durante un acto convocado por el ICEX, que la detracción del comercio exterior sólo ha sido del 0,6%, principalmente por un incremento de las exportaciones del 8%. Solbes recordó que el ritmo de crecimiento de la productividad se mantiene en el 0,8% y el empleo en el 3%.
El vicepresidente segundo, Pedro Solbes, consider que si se mantiene la senda actual de "suave desaceleración" y con un crecimiento más equilibrado de la economía española "iremos en la buena dirección". En declaraciones a los periodistas tras participar en la jornada conmemorativa del veinticinco aniversario del ICEX, Solbes señaló que "esta garantizado" el crecimiento del 3,8% previsto por el Gobierno para este año. Tras conocer los datos de contabilidad nacional, según los cuales la economía española creció el 3,8% en el tercer trimestre, Solbes valoró la actual composición del PIB. En este sentido explicó que pese a la "caída" de la demanda interna -que se ha desacelerado cinco décimas- por un menor consumo y una desaceleración de la inversión, la destinada a bienes de equipo "sigue muy bien" al tiempo que el sector exterior "sólo" ha restado 0,6 décimas al crecimiento. El ministro de Economía y Hacienda recordó que esta mejor evolución del sector exterior se ha debido al avance del 8% de las exportaciones. A su juicio estos datos, unidos al crecimiento del empleo del 3% y el mantenimiento de la productividad en el 0,8%, indican un "aterrizaje suave" de la economía que invita a ser "relativamente optimistas" y añadió que "si mantenemos este equilibrio en los próximo meses iremos en la buena dirección". En su opinión, lo lógico es que el crecimiento y el empleo bajen en "alguna décima" en el cuarto trimestre con respecto al anterior, pese a lo cual insistió en que está garantizada la previsión que mantiene el Gobierno de que el año cierre con un crecimiento del 3,8%. En cuanto al empleo, insistió en que seguirá creciendo "en cifras muy altas" aunque se produzca "cierta recesión" de la actividad en sectores como la construcción.