El presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, consiera que la subida de precios en los alimentos básicos se está conteniendo en las tres primeras semanas de noviembre. Así lo aseguró Zapatero en la sesión de control al Gobierno en el Congreso de los Diputados. Zapatero señaló que a pesar de la contención de los precios de los alimentos, se prevé un repunte de la inflación en noviembre, que se espera baje en diciembre.
Según Zapatero, el alza de los alimentos está directamente relacionada con el encarecimiento del crudo y los cereales en los mercados internacionales. Además, Zapatero señaló que el Gobierno ha instado a la Comisión Nacional de Competencia (CNC) a que vigile los comportamientos que puedan ser abusivos ante la subida de los precios de las materias primas. La CNC ya tiene abierta una investigación a los fabricantes de alimentos y productos manufacturados para averiguar si han incurrido en conductas contrarias a la competencia al advertir de que estos productos van a encarecerse por el alza de las materias primas. A preguntas de los congresistas, Zapatero replicó que la mayoría de los países de la UE "ya les gustaría crecer" al 3,8%. Además, recordó que entre julio y septiembre las exportaciones crecieron al 8% y las inversiones en bienes de equipo más del 11%, lo que reflejan unas expectativas de crecimiento futuras muy importantes. Asimismo, Zapatero rechazó que se esté perdiendo poder adquisitivo y puso como ejemplo el que en el último trimestre las remuneraciones salariales crecieron al 3,9%, una décima menos que el anterior. En este sentido, precisó que en el cómputo anual el avance es del 1,3% en los salarios, dato que "no ocurría desde principios de los 90".