La dirección de la planta de General Motors en Figueruelas y el comité de empresa han firmado hoy el acta de ruptura de las negociaciones para el nuevo expediente de regulación de empleo (ERE) y será ahora la autoridad laboral la que decida sobre su aprobación o no.