Grecia informó que su deuda alcanzó un nivel histórico de 300.000 millones el jueves en momentos en que el primer ministro convocó a una reunión de crisis con todos los partidos para calmar a los mercados financieros y la zona del euro.
La admisión sobre el alcance de la crisis se produce en momentos en que un alto funcionario del Banco Central Europeo dijo que no habrá ningún rescate específico de parte de otros países de la zona del euro, pero Alemania señaló que la Unión Europea comparte una responsabilidad común.

"La deuda del país alcanzó 300.000 millones, que es el nivel más alto en la historia moderna de nuestro país", declaró el viceministro de Finanzas Filippos Sahinidis a legisladores poco después que el primer ministro George Papandreou convocara una reunión de crisis entre todos los partidos para unir al país.

El recientemente electo premier socialista, George Papandreu, quien está bajo gran presión para reducir gastos, dijo que el Gobierno estaba listo para "limpiar su economía", después de advertir que la deuda es una amenaza para el país.