El presidente de la Unión Europea, Herman Van Rompuy, ha insistido hoy en una entrevista con el diario belga De Standaard, que la reestructuración de la deuda griega no es inevitable.
"El gran problema es que la gente no le da tiempo a estos países", explicó Rompuy. "La deuda griega es sostenible si Grecia consigue el tiempo para reducirla".

Respecto a Bélgica y la posibilidad de que sea el siguiente en solicitar ayudar, el presidente de la UE explicó que los fundamentos de la economía son "sanos" y que las instituciones está haciendo "lo que se necesita".