La creciente demanda mundial de gas permitirá a Gazprom en varios años triplicar su capitalización, hasta un billón de dólares, y convertirse en la compañía más cara del mundo, afirmó su presidente, Alexéi Miller. "Por ahora somos la tercera compañía más cara del mundo, pero pretendemos ser líder absoluto. Nuestro pronóstico es que en siete u ocho años la capitalización de Gazprom alcanzará el billón de dólares", dijo Miller en una entrevista a la revista "Itogui". Explicó que "la demanda potencial de gas en el mundo aumentará siete veces en los próximos veinte años", y aseguró que el consorcio energético estatal, que controla las mayores reservas mundiales, es capaz de "satisfacer toda la demanda solvente de carburante". "Durante medio siglo más, como mínimo, en el mundo no habrá una alternativa real al gas como combustible", afirmó.