La crisis estadounidense de las hipotecas de alto riesgo lastrará los resultados de varios bancos públicos alemanes que estaban expuestos a estos créditos mediante vehículos de inversión hipotecaria ("conduits"). El deficitario Banco de Industria Alemán (IKB), de financiación de pymes y con participación pública, prevé una pérdida anual de hasta 700 millones de euros (952 millones de dólares) por su exposición a la crisis hipotecaria de EEUU.
Al mismo tiempo, el banco público del Estado federado de Baviera BayernLB informó hoy de que está expuesto con 1.900 millones de euros (2.584 millones de dólares) al segmento de las hipotecas de alto riesgo estadounidenses ("subprime"). IKB dijo también que ha abandonado sus inversiones internacionales de alto riesgo y que se centrará ahora en la financiación de empresas en Alemania, en el arrendamiento financiero, así como en las participaciones de capital privado. En un plan de rescate, el Banco estatal de Crédito para la Reconstrucción y el Desarrollo (KfW) y entidades privadas inyectarán 3.500 millones de euros (4.830 millones de dólares) en el IKB para cubrir pérdidas. "Para lograr un nuevo comienzo el comité directivo considera necesario un amplio ajuste del balance", dijo IKB para justificar la pérdida prevista para su actual ejercicio económico. Añadió que "el procesamiento de pérdidas existentes y medidas de reestructuración podrían lastrar enormemente el resultado el actual año fiscal". Además, la fiscalía de Düsseldorf (oeste de Alemania) investiga una posible malversación de fondos públicos en el IKB, que en el ejercicio terminado el 31 de marzo tuvo un beneficio de 179,6 millones de euros (244 millones de dólares). Las pérdidas que han ocasionado las hipotecas de alto riesgo de EEUU ya han tenido consecuencias personales y llevaron al banco IKB a nombrar a Günther Braunig nuevo presidente de la entidad en sustitución de Stefan Ortseifen. La agencia internacional de medición de riesgo Fitch Ratings rebajó la calificación crediticia individual de IKB desde "C" hasta "F". En el caso del BayernLB, que es el segundo banco regional público de Alemania, el 80% de la exposición a las hipotecas de alto riesgo recibe la máxima calificación crediticia AAA y el 20% restante, algo por debajo AA. Un portavoz de este banco público dijo que "sobre la base de las calificaciones y de investigaciones detalladas recientes, desde el punto de vista actual no se prevé ningún pago moroso". El BayerLB tenía una cartera de 16.000 millones de euros (21.760 millones de dólares) en vehículos de inversión hipotecaria sobre inmuebles, de ellos 10.500 millones de euros (14.280 millones de dólares) están invertidos en el mercado estadounidense. El instituto de crédito explicó que "dispone de suficiente liquidez y capital social para asegurar la refinanciación de estos créditos con recursos propios del balance, en el improbable caso de que la refinanciación del vehículo de inversión ya no se pudiera ejecutar a través del mercado". El banco público del Estado federado de Sajonia (este), Sachsen LB, previó recientemente que su exposición a la crisis de las hipotecas de alto riesgo de EEUU lastrará notablemente el resultado en el conjunto de 2007 y que podría tener pérdidas. El banco regional Landesbank Baden-Württemberg (LBBW) ha adquirido recientemente el Sachsen LB para salvarlo de las dificultades actuales como consecuencia de las crisis. El LBBW, que es el banco público de la región de Baden-Württemberg (sur) y la mayor entidad pública germana, inyectará inmediatamente en el Sachsen LB 250 millones de euros (340 millones de dólares) para cubrir sus problemas financieros. La entidad de crédito Sachsen LB estaba expuesta al mercado inmobiliario estadounidense por medio de su filial Sachsen LB Europe, con sede en Dublín, que gestionaba la sociedad Ormond Quay.