La confianza del consumidor descendió 7,4 puntos en mayo respecto al mes precedente, hasta los 56,4 puntos, con lo que se situó en el nivel más bajo desde el inicio de la serie, en septiembre de 2004, según el indicador difundido hoy por el Instituto de Crédito Oficial (ICC-ICO). Según el Instituto, esta caída se justifica por el descenso en el indicador de situación actual, que descendió 9,5 puntos, por el empeoramiento de la percepción de los consumidores sobre la evolución reciente de la economía española y el empleo. El indicador de expectativas, por su parte, retrocedió 5,3 puntos por la evolución de la economía española y la situación de los hogares. En los últimos doce meses, la confianza del consumidor descendió en 36,6 puntos, como consecuencia de la caída del indicador de situación actual, que fue de 42,3 puntos.