La competitividad exterior de la economía española, calculada según la inflación, ha empeorado un 0,3% interanual respecto a la UE en el tercer trimestre del año, según el Indice de Tendencia de Competitividad (ITC) elaborado por el Ministerio de Industria, Turismo y Comercio. Este resultado es consecuencia de un aumento del 0,5% de los precios relativos, mientras que el índice de tipo de cambio ha descendido un 0,2%. Frente a los países de la zona euro, la competitividad de la economía española se ha reducido un 0,6% respecto al tercer trimestre de 2006, debido al diferencial de inflación de la economía española con estos países, superior al medio punto en este periodo.