La Comisión Nacional de la Energía (CNE) mostró hoy su disconformidad con la propuesta del Ministerio de Industria de congelar el recibo de la luz en el último trimestre del año al subrayar que las tarifas eléctricas reguladas deben recoger el aumento de los costes reales. En su informe sobre la propuesta de Orden Ministerial remitida por Industria, el regulador energético pide que la modificación de los periodos horarios diseñada por el ministerio no entre en vigor hasta que no se analice su impacto. La CNE no se pronuncia sobre el nuevo sistema de pagos por garantía de potencia y reclama a Industria una propuesta normativa específica.