La Comisión Europea (CE) sigue "muy de cerca" la situación creada tras anunciar Argelia la rescisión del contrato gasístico que mantenía con las españolas Repsol YPF y Gas Natural, y está recabando la máxima información posible. La compañía estatal argelina Sonatrach ha comunicado a Repsol YPF y Gas Natural su decisión de resolver el contrato suscrito con ambas para desarrollar el proyecto integrado de gas natural de Gassi Touil (Argelia), que se adjudicaron en 2004 en un concurso internacional.
El portavoz de Energía del ejecutivo comunitario, Ferrán Tarradellas, ha señalado que Bruselas tiene "gente trabajando en el asunto, intentando conseguir el máximo de información posible sobre lo que ha pasado por diferentes fuentes", que no ha especificado. Según ha añadido, "es demasiado pronto para hacer comentarios, no se puede reaccionar ahora", pero ha señalado que "a lo largo del día" el Ejecutivo comunitario podría tener detalles sobre la decisión de Argel.