La petrolera estatal argelina Sonatrach reclamará una compensación a Repsol YPF y Gas Natural por daños y perjuicios, al tiempo que confirma la rescisión del contrato adjudicado a ambas compañías en 2004 para desarrollar el proyecto de gas Gassi Touil en el este del país africano.
La compañía argelina Sonatrach asegura a través de un comunicado que "ha iniciado un proceso de arbitraje contra Repsol y Gas Natural en los que les exige una indemnización sustancial" En el mismo, agrega que 'Sonatrach confirma que ha rescindido el contrato firmado en 2004 con Repsol y Gas Natural para el desarrollo del proyecto de Gassi Touil'. Sonatrach confirma que ha rescindido el contrato suscrito con las dos empresas españolas para desarrollar el proyecto de Gassi Touil, al que califica de "fiasco industrial". Según la compañía argelina, Repsol y Gas Natural "no ejecutaron sus obligaciones contractuales", por lo que "se han producido retrasos e incrementos de costos muy importantes". La compañía argelina asegura que el proyecto debía materializarse en 2009, pero que, según los últimos cálculos, no se podrá culminar antes de 2012. Según fuentes del sector energético, los retrasos están siendo habituales en los proyectos gasistas internacionales, cuyo número se ha multiplicado por la subida del precio del gas. Ante esta situación, las empresas de ingeniería se ven incapaces de atender todos los proyectos y los costes se han incrementado sustancialmente. Otro aspecto que llama la atención es que Sonatrach ha optado por la rescisión, la solución más extrema, sin acudir a los mecanismos que los contratos suelen incluir para resolver diferencias y penalizar eventuales retrasos.