La Comisión Europea autorizó hoy al Gobierno español a prolongar durante seis meses, hasta el 31 de diciembre de 2009, el Fondo español para la Adquisición de Activos Financieros creado para inyectar liquidez en el sistema financiero y dotado con hasta 50.000 millones de euros.
El Ejecutivo comunitario considera que la prolongación del Fondo español "constituye una medida adecuada para remedir los serios disturbios en la economía española".

Asimismo, Bruselas considera que el fondo respeta las normas comunitarias sobre ayudas de Estado, revisadas dentro del contexto de la crisis financiera y económica mundial, al garantizar el acceso "no discriminatorio" al fondo, además de tratarse de ayudas "limitadas en el tiempo" y "prevé las salvaguardias adecuadas para minimizar distorsiones en la competencia".

La Comisión Europea aprobó el fondo diseñado por España para comprar activos sanos de los bancos con el objetivo de inyectar liquidez en el sistema financiero el pasado 4 de noviembre, tras recibir un "paquete de compromisos" del Gobierno para limitar posibles distorsiones de la competencia.

Además, el Ejecutivo comunitario valora que el plan español contiene un elemento temporal de recompra, en virtud del cual el Fondo de patrocinio público compra a los bancos bonos cubiertos con calificación de elevada solvencia o valores respaldados por activos (con la calificación mínima AA) y las entidades se comprometen a readquirir en una fecha posterior esos activos a un precio preestablecido.

Por tanto considera que la medida "es económicamente equivalente a un préstamo garantizado, lo que nuevamente limita el riesgo de crédito para el Fondo, proporcionando a los bancos españoles una liquidez muy necesaria".

SE HAN ADJUDICADO 19.341,5 MILLONES HASTA LA FECHA

En las cuatro subastas de adquisición de activos financieros de máxima calidad llevadas a cabo por el Tesoro Público se han adjudicado un total de 19.341,5 millones de euros entre más de 50 entidades financieras.

Según el consejo rector del FAAF, éste obtendrá previsiblemente unos resultados de más de 600 millones de euros tanto en 2009 como en 2010, ya que los ingresos esperados por las operaciones de inversión compensan ampliamente los gastos de gestión del fondo.

A partir de noviembre de 2009, el fondo comenzará a cobrar intereses y cupones de las inversiones financieras, y en noviembre de 2010 cobrará el principal de la primera operación simultánea que se llevó a cabo, coincidiendo con su vencimiento.

Dichos ingresos se transferirán al Tesoro Público trimestralmente, así como el saldo de tesorería no consumido, aunque siempre se mantendrá un saldo de tesorería suficiente para atender a los gastos de gestión del fondo.

Está previsto que el FAAF transfiera al Tesoro Público algo más de 3.000 millones de euros durante 2010, lo que contribuirá a reducir las necesidades de financiación del Estado en dicho ejercicio