Las entidades financieras redujeron en un 15% la captación de nuevos depósitos en enero, con 51.877 millones de euros, frente a los 61.638 millones que captaron en enero de 2008, según datos del Banco de España recogidos por Europa Press, que ponen de manifiesto las dificultades de la banca para obtener financiación.  La mayor caída se produjo en los depósitos con un plazo superior a los dos años, que se redujeron en un 32%, con un total de 832 millones de euros, y en los de plazo inferior a un año, que cayeron un 17%, con 46.806 millones de euros. Por el contrario, los depósitos con plazo de entre uno y dos años crecieron un 10,8%, hasta 4.239 millones.