Los inversores españoles se están enfrentando a varios frentes a la hora de maximizar sus inversiones, desde un alza de tipos del BCE y la FED, La guerra comercial iniciada por Trump, turbulencias en Italia, precio del petróleo y el Brexit….Cada vez hay más motivos para que los inversores españoles puedan verse sorprendidos por alguno de estos acontecimientos.

Nunca antes había habido tantos puntos a tener en cuenta a la hora de invertir por parte de los inversores particulares, cada vez más sobrepasados sobre las noticias que se dan en ambos lados del Atlántico y con muchas consecuencias a nivel local e internacional.

Los indicadores de amplitud de Estrategias de Inversión, demuestran que muchas veces los índices suben tan solo por un 10% de los valores que los componen, son valores muy fuertes y el resto del selectivo acompaña las subidas con movimientos casi planos en su cotización. Cualquier noticia macroeconómica afecta a multitud de Indices y acciones, y los inversores no siempre están preparados para estos movimientos amplios en el mercado.  

Si miramos los inversores particulares que invierten en bolsa, nos damos cuenta que cada año hay menos. Ha pasado de más de un 35% de las familias españolas que invertían en bolsa en 1988 a una tasa inferior al 20%, por primera vez desde que se analiza este dato, en el año 2017. Y todo apunta a que 2018 será peor.

 

Propiedad de las acciones de las empresas cotizadas en la bolsa española

¿Qué ha pasado para que haya caído tanto los inversores en bolsa?

Pues varios motivos. Está claro que la bolsa no ha acompañado. La crisis de 2017-2018 en bolsa fue muy dura y, en las economías familiares, además de los varios sustos en bolsa, los grandes valores que repartían dividendo pasaron a un scrip dividend, en el que se pagaba el dividendo en acciones y cuyo pago no paró de bajar, en muchos de los casos.

 Y además, una multitud de productos financieros que han hecho apalancarse a los inversores sin que éstos sean conscientes de los riegos que conllevan ha provocado que haya habido muchas pérdida en bolsa. Y ya se sabe que el inversor que pierde mucho, suele alejarse de la bolsa.

 

Productos financieros para apalancarse

Sin embargo, todo apunta a que el inversor extranjero ha venido a cubrir el hueco dejado por el inversor nacional.  Un porcentaje que sigue creicendo. Entre las compañías españolas se encuentran mcuhas con buenos modelos de negocio, líderes en los mercados en los que operan y con flujos de caja positivos además de una reducción de la deuda importante en la mayoría de los casos.  Vemos en el gráfico cómo los inversores extranjeros ya suponen más de un 46% de los inversores en Bolsa Española.

 

Propiedad de las acciones cotizadas en la bolsa española

 

Es decir, los inversores extranjeros cada vez ven más oportunidades en la bolsa española, por eso están aumentando su presencia en nuestro país, y es que sigue habiendo muy buenas alternativas de inversión y desde luego a los precios actuales, los “cazagangas” entran fuertes a comprar valores que están en claros soportes pero con buenos fundamentales, actuales y futuros.

El departamento de Análisis de Estrategias de Inversión, realiza sus carteras, análisis e informes, buscando eso, los valores que están en tendencia alcista, valores fuertes que la macroeconomía les vaya a su favor y con buenos fundamentales.

Nunca fue tan necesario tener informes , análisis y herramientas profesionales para poder descubrir las joyas ocultas de la bolsa Española e invertir exclusivamente en los valores más fuertes del mercado que son los que dan alegrías a los inversores.

Le invitamos a suscribirse a Estrategias de inversión premium, sin compromiso de permanencia y verá cómo desde tan solo 55 euros al año, puede mejorar sus inversiones en bolsa con nuestras herramientas y análisis para invertir.

¿Por qué no nos prueba?  Verá la diferencia.