La Bolsa de Tokio ha comprado el 4,99 por ciento de la Bolsa de Singapur, en una apuesta por fortalecer las relaciones con esta plaza bursátil del sudeste asiático. El objetivo de esta compra es estrechar su colaboración con Singapur. Estas dos bolsas asiáticas ya acordaron el año pasado cooperar en áreas como los derivados y en los Fondos Cotizados en Bolsa (ETFs). Por el momento, la bolsa de Tokio no tiene planes de superar el 5 por ciento en la plaza de Singapur.