El índice Nikkei de la bolsa de Tokio ha cerrado la última sesión del año con una caída del 1,65%, con lo que el 2007 ha cerrado con un retroceso de la bolsa del 11,13% en todo el ejercicio. En la última jornada del año,(que acabó antes de su horario habitual), la bolsa japonesa se ha visto afectada por el retroceso de Wall Street el jueves y por los temores respecto a la seguridad mundial tras el asesinato el jueves en Pakistán de la ex primera ministra, Benazir Bhutto. El Nikkei, que agrupa a los 225 principales valores bursátiles, ha retrocedido 256,91 puntos, para cerrar en los 15.307 puntos, es decir, 1.918,05 menos que cuando comenzó el año. Se trata del primer descenso anual en los últimos cinco años. La bolsa de Tokio reabrirá el 4 de enero.